10 pasos para crear nombres de marcas

10 pasos para crear nombres de marcas

Acierta al crear el naming para tu negocio Contacta con autor

¿Aún no sabes lo importante que es acertar a la hora de crear nombres de marcas para triunfar? Imagínate que te presentan a una persona que, hasta este momento, no conocías de nada. Inevitablemente, en lo primero que te fijarás – si eres humano – será en su apariencia, ya que aún no había tenido tiempo de reproducir una sola palabra. No obstante, habrá otra cosa que, seguidamente, atraerá tu curiosidad: su nombre.

Es muy probable que tu cerebro empiece a crearse ideas preconcebidas al oírlo por primera vez - sobre todo, si suena como algo exótico e original – y relacione lo primero que ha descubierto de ‘su identidad’ con sus posibles orígenes y entorno familiar; llegando, incluso, a idealizar sin conocerla absolutamente de nada.

Pues bien, lo mismo ocurre con los nombres de marca. La primera impresión acostumbra a ser - en la inmensa mayoría de los casos – la que cuenta, ya que será la que perfile nuestra identidad corporativa. De modo que si queremos que nuestro naming cause un buen efecto y penetre con éxito en la sociedad, deberemos tener muy en cuenta esta estrategia de branding.

Pero ¿por dónde empiezo a crear nombres de marcas? Tranquilo. Es más fácil de lo que parece, siempre y cuando aprendas a seguir estos 10 trucos que te proponemos a continuación.

 

Los 10 pasos del proceso del naming

Antes de empezar a crear marca, piensa que deberá ser un nombre claro y sencillo (que llegue a todo el mundo a la primera y sea fácil de pronunciar) que lleve implícita alguna señal sobre quiénes somos o que hacemos (es decir, que no tengamos que perder tiempo en explicarlo):

  1. Investigar los nombres que pertenecen a nuestra categoría. Conocer a la competencia siempre nos supondrá una ventaja. Además, será muy importante conocer las audiencias, las palabras y el lenguaje que se utilizará alrededor de tu entorno competitivo.

  2. Centrarnos en qué queremos y descartar aquellos nombres que no vayan con nuestro estilo (nombres literales, calcados, inexistentes, sugerentes, que parten de una misma raíz, conceptuales…).

  3. Escribir conceptos relacionados con nuestros valores y entorno (deberíamos llegar a unas 50-100 palabras).

  4. Crear y unir palabras sin piedad, sin descartar nada que se nos pase por la cabeza (es recomendable dejar pasar un tiempo antes avanzar en los pasos, ya que el cerebro humano siempre puede sorprendernos cuando menos nos lo esperemos)

  5. Diseccionar las palabras capturando aquello que más te atraiga de las palabras escritas (letras, sílabas, juegos fonéticos…).

  6. Seleccionar aquellos nombres que presenten mejor sonoridad (agradables a la vista y al oído), que sean más fáciles de memorizar, que estén marcados por la diferenciación y muestran mejor nuestros valores…

  7. Consultar el registro para asegurarnos que no se nos han adelantado y sus dominios están disponibles.

  8. Valorar los 5 -10 nombres restantes según si cumplen con nuestra estrategia, si son creativos y a la vez, formales (alejado de connotaciones negativas y apto para ser registrado).

  9. Contextualizar los 3 nombres con mayor puntuación creando frases y posibles situaciones en las que nuestros clientes puedan pronunciar nuestro naming.

  10. ¡No olvides registrarlo!

 

Si sigues estos pasos de una estrategia brand seguro que acertarás en el naming de tu – futura – empresa, dotándola de un nombre de marca con fuerza y eficaz. No obstante, no se trata de un proceso fácil, ya que no todo el mundo dispone de la creatividad que desearía y puede llegar a verse atascado en algunos de estos puntos. Si eres previsor - y ya te conoces bien – no dudes en confiar en las manos de los profesionales del branding corporativo, quienes, además, te asesorarán con todos los aspectos legales y de competencia de marcas.

¿Quieres un último consejo para crear nombres de marcas? ¡Prueba de ser distinto! En este mundo está demostrado que siempre triunfa la originalidad. Apostar por una estrategia brand en el momento de crear nombres de marca te aportará el empujón que necesitabas para confiar en tu idea de negocio ¡y triunfar con ella!

 

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.