Los 3 mejores eslogans publicitarios de todos los tiempos

Los 3 mejores eslogans publicitarios de todos los tiempos

Lema de batalla, fórmula literaria... todo lo que sea necesario para derrochar talento, indiscutible. Contacta con autor

Los eslogans. Aquellas frases que, sin quererlo, forman parte inherente de nuestra cultura colectiva. Este ingenioso juego de palabras que ha conseguido colarse en nuestras blindadas conciencias, durante generaciones.  

Como si de un auténtico lema de batalla se tratase, los eslogans son capaces de hacerte sentir parte de un colectivo. Se trata de una breve fórmula literaria, tan potente, que puede condensar toda la esencia de una marca en no más de dos palabras.

 

Las mejores frases publicitarias

Pese a los esfuerzos de muchas compañias, no todas consiguen hacerse con la preciada fórmula del éxito. La verdad, es que la mayoría de marcas no disponen de una ingeniosa campaña publicitaria a la que acogerse como lema de vida.  

No obstante, el mundo del marketing y la publicidad cuenta con habitantes de talento indiscutible. Y estas personas dotadas de una sutil perspicacia envidiable, son las causantes de que existan – como mínimo – 3 eslogans que marcaron la diferencia:

  1. ‘Think Different’ (Apple): este slogan publicitario creado por los creativos de la preciada manzana, va dirigido a una élite. A un grupo concreto de personas que piensan diferente. Visionarios, innovadores… en definitiva, todos aquellos que tengan el honor de ‘resaltar’ de un modo u otro, entre la homogénea sociedad.
  2. ‘Porque yo lo valgo’ (L’Oreal): porque, ¿qué mujer no lo vale? Uno de los eslogans que mejor identifican el guiño a la feminidad. Una frase que, además de fortalecer su imagen de marca, cuenta con la doble intención de subir la autoestima a su público objetivo (mujeres polifacéticas que ‘pueden con todo’), y crear la necesidad de ‘capricho’ que cualquier mujer tiene derecho a concederse.
  3. ‘¿Te gusta conducir?’ (BMW): ¿y a quién no le gustaría conducir un coche de tal distinción…? Entre los eslogans, el rey de la sencillez. Una frase publicitaria clara, directa y con aire a ‘clase’. A estilo. Un lema que viene a decirnos que si nos gusta conducir, sentiremos un placer inexplicable al hacerlo con uno de sus cómodos y elegantes vehículos.    

 

¿Sinceridad en los eslogans?

Ahora bien, existen otro tipo de frases publicitarias al margen de estos ejemplos de slogans. Sin dejar de lado la originalidad, encontramos algunas marcas que han optado por arriesgarse y simplemente utilizar un ingenioso mensaje, simple, honesto e irónico.

Es el caso de Gillette que, en una de sus campañas publicitarias, decidió desmarcarse de su conocido slogan ‘Lo mejor que un hombre puede obtener’ por un eslogan más arriesgado y franco: ‘Sólo le añadimos más hojas’.

Algo parecido encontramos en Netflix. Su catálogo es tan amplio, que tu indecisión podrá ser infinita. Y de ahí su slogan ‘Más tiempo buscando que viendo’, el cual puede desprender cierto pavor a primera vista, ya que normalmente la gente que consume cine online busca la inmediatez y el consumo prolongado.

Y finalmente, uno de los más polémicos. La marca de lencería Victoria’s Secret decidió diferenciar su nombre con uno de los eslogans más controvertidos: ‘Bajando la autoestima femenina desde 1977’. Una frase que, a diferencia de L’Oreal, no puede ser entendida como un lema para la sociedad, ya que la mayoría de mujeres no se sentirán identificadas con esa frase.

En un mundo de inseguridades, Victoria’s Secret decidió decantarse por aquellas mujeres ‘que lo valen’ por su físico. En definitiva, mujeres envidiables, afroditas y diosas de ébano que van más allá de lo terrenal y que, por descontado, no te encuentras haciendo la compra en el súper.

Así que, si tienes una marca y no sabes que eslogans, escoger, un consejo:  si no eres una persona que destaque por su creatividad, déjate asesorar por un profesional.

 

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.