¿Qué es el marketing de compromiso?

Todas estas acciones conforman el Marketing de Compromiso.

Los consumidores han cambiado su comportamiento, son conscientes de que tienen una gran fuente de información a su alcance, por lo que ahora tienen una actitud más crítica ante las marcas. Buscan, analizan, preguntan… hasta que dan con los mejores productos o servicios. Por eso, las empresas tienen que abandonar el intrusismo del Marketing más tradicional y optar por otras vías: como son el marketing de contenidos, el branded Content, el street Marketing, etc. que de alguna manera engloban lo que se denomina como Engagement marketing o Marketing de Compromisos.

Este tipo de acciones buscan establecer una relación mucho más estrecha con el consumidor de lo que estamos acostumbrados. Se aleja de las masas, para centrarse en el individuo, con sus características, sus necesidades o deseos. Por lo que los analiza, los conocer y, después les ofrece lo que demandan. Se trata de una nueva filosofía que, como mencionamos anteriormente, coloca al consumidor en el centro de todas sus acciones.

Principales pasos para definir una estrategia de Marketing de Compromiso:

  • Definir el público objetivo: se debe seleccionar el segmento, conocerlo, saber qué desean, cuáles son sus necesidades; así como descubrir dónde están y dónde encontrarlos, en qué redes sociales se mueven. De esta manera se les ofrecerá lo que están buscando, cuándo lo están buscando y dónde lo están buscando.
  • Definir el objetivo, o los objetivos: a la hora de crear una acción de Marketing, uno de los principales factores es saber qué se quiere conseguir, así como definirlo de manera adecuada para que todo el equipo pueda actuar conforme a eso.
  • Interacción: se trata del principal factor en el Marketing de compromiso; ya que si lo que se desea es generar una relación fuerte y duradera con los consumidores la interacción y comunicación con ellos será la base. En este punto son muy importantes las redes sociales, en las que se establecen muchas conversaciones con los seguidores; así como la Atención al Cliente y el Mailing.
  • Content Marketing: si se le ofrecen a los consumidores unos contenidos de valor, que los entretengan o informen, la relación será mucho más estrecha que si sólo se busca vender el servicio o producto. Es decir, la base fundamental para conseguir un compromiso con el público objetivo está en ofrecerle algo de valor, original, que aporte algo nuevo, o les parezca atractivo, que le interese. Todo esto para que tenga a la marca como una fuente de información, como un lugar al que acudir para enterarse de las cosas, o, simplemente para entretenerse.
  • Fidelizar al cliente: otro punto fundamental en este tipo de acciones es conseguir que a los consumidores les interese seguir consumiendo con nosotros. Bien sea a través de actos promocionales, de servicios de información, de facilitadores de métodos de pago, etc. los clientes que repitan deben tener beneficios. Así, por ejemplo se pueden hacer descuentos en próximas ventas, ofrecer una financiación a los socios, enviar correos electrónicos con las novedades, etc.

En conclusión, si lo que se desea es generar una estrategia de Marketing de Compromiso óptima, el principal punto es conocer a quién nos dirigimos y qué objetivos tenemos. Para, en base a ello, ofrecer unos contenidos creativos, originales y de valor, que generen una gran confianza en la marca.

Os dejamos un vídeo muy explicativo.

 

Etiquetas: marketing de compromiso