Email marketing y redes sociales: ¿cómplices o enemigos?

Unos defienden el uso complementario entre variadas formas de comunicación que incluyan email marketing y redes sociales; hay quienes consideran que las redes sociales forman parte de un tema de novedad y moda, como algo pasajero; y por otro lado, están los que confirman que el email marketing tiene los días contados frente a las redes sociales.

En nuestro caso, no estamos de acuerdo con el último escenario, pues si observamos la evolución de los medios de comunicación, podremos notar que un nuevo medio de comunicación nunca ha sustituido por completo al anterior. Así encontramos que las redes sociales y el email marketing coexisten, sin que eso implique la extinción de uno u otro.

Lo clásico se mantiene en pie y funcionando, pues el email marketing sigue permitiendo la ejecución del buzoneo personalizado, en mayor escala, es decir, llegando a un gran número de destinatarios de manera privada o individualizada. Lo que sí es importante vigilar para que el email marketing siga siendo una técnica funcional y productiva en su empresa, es evitar de manera definitiva que se convierta en Spam; pues en estos casos, el potencial del email marketing disminuye considerablemente.

Las redes sociales como herramienta 

Si bien es cierto que las redes sociales permiten la transmisión de contenido bastante eficazmente, como es el caso del reparto de vídeos en YouTube y Vimeo; o la promoción de relaciones y exposición social como Facebook; y las llamadas social networking como Linkedin y Plaxo, (sólo por mencionar algunas aplicaciones); lo que llama poderosamente la atención es que hasta el 2015 las investigaciones del comportamiento del marketing online arrojaban que el email marketing es 68 veces más efectivo que un tuit.  

En resumen, creer que el email marketing desaparecerá debido a la función explosiva de las redes sociales, es algo muy anticipado. Y por otra parte, asumir que la comunicación por email permanecerá tal cual como está hoy día, también es debatible. Así que definitivamente, es la integración inteligente de las diferentes formas de comunicación online, lo que marcará la trascendencia del producto, servicio o individuo en cuestión.

Y si apuesto por el email marketing, ¿qué pasa con mi data?  Caso: Safe Harbour

El revuelo que desde el año pasado ha provocado la ruptura con Europa del convenio de Safe Harbor, ha hecho que muchas empresas hayan saltado a ejecutar la migración inmediata de su plataforma de email marketing, teniendo claro que esta situación no sólo afecta al buzoneo online sino a toda herramienta o aplicación web que maneje datos de clientes; es decir, que todas las empresas americanas que operan en Europa y que utilizamos tan a menudo, como Mailchimp, Dropbox, Facebook, Google, Microsoft, Amazon, Apple, Mastercard, y muchísimas más, manejan el elevado riesgo de no contar con la protección y respaldo de su listado de data personal, pues el almacenamiento de información en estos servicios, dejará de ser legal y de reunir las garantías necesarias para que el hecho de volcar información, sea un procedimiento legítimo.

¿Existen soluciones?

Pues sí, para alivio de todos, hay alternativas y el mundo continúa. Este escenario ha sido una buena oportunidad para que los países europeos asuman con mayor seriedad la protección de la data de su población. Entonces, en este momento existen salidas muy sencillas para quienes hacemos marketing online, mientras surge un nuevo Safe Harbour. ¿Cuáles? Pues, como primer paso chequear las plataformas disponibles de email marketing, cuyos datacenters se encuentren ubicados en la Unión Europea, como de ejemplo Mailrelay que ofrece hasta 6 meses gratis al pasar de Mailchimp. Existen muchísimas, sin embargo, según mi experiencia y la satisfacción de los usuarios consultados, Mailrelay se destaca con una potente apuesta de marketing de contenidos, cuenta gratuita, 75.000 envíos mensuales y su patrocinio en eventos y proyectos como The Success Academy, de Víctor Martín; además de contar con soporte en español y una interfaz sencilla.

Así que, la amalgama estratégica de todos los modos de comunicación online y la migración de nuestra data a plataformas con sede en Europa, seguirán dándole continuidad y provecho a nuestro Marketing en red.

 

Etiquetas: marketing, marketing online, email marketing