George Boole y el famoso algoritmo de búsqueda de Google

Boole inventó el concepto de puertas lógicas, o preguntas, que exploran un enunciado. Las puertas lógicas más básicas son ‘AND’, ‘OR’ y ‘No’ (‘Y’, ‘O’ y ‘No’), que se usan para precisar el objetivo de la búsqueda en Internet.

Para entendernos, si rastreamos dos términos en cualquier base de datos, podemos querer obtener el resultado de buscar ambos simultáneamente (AND); ser menos restrictivos y no importarnos si encontramos los dos a la vez o alguno de ellos individualmente (OR); o prohibir la entrada a uno de los términos en nuestra búsqueda y decidir que queremos excluir el segundo por obligación (NOT).

De esta forma, el aporte de Boole contribuyó a simplificar todos lenguajes, quedando con el esqueleto lógico de una o varias expresiones dadas, eliminando así todo contenido emocional que pudiera deformar las expresiones en su contenido conceptual.

A su vez, se desinteresa del requisito de la verdad de lo que se afirma, en el sentido de que no se preocupa de decirle a uno qué afirmaciones son verdaderas, sino que simplemente propone darnos criterios que garanticen hasta donde sea posible, la verdad de determinadas proposiciones si algunas otras lo son, llegando así a establecer reglas generales, las cuales no se ocupan de una determinada demostración, sino que se refiere a conjuntos enteros sin interesarse por el contenido fáctico de si, por ejemplo, es verdad que "los caballos son animales" o si “Newton fue un gran matemático"

Etiquetas: google, motores de búsqueda