Las redes sociales pueden ser una “arma de doble filo" para las empresas

Sin embargo, con la exposición a las masas viene la vulnerabilidad, y algunos empresarios están descubriendo que el creciente número de redes sociales puede perjudicar la reputación de las empresas con la misma facilidad que puede beneficiar a otros.

Es un arma de doble filo, ya que un empleado descontento con las contraseñas de derecho - o incluso personal de su cuenta de medios de comunicación social - podría arruinar esa imagen cuidadosamente cultivada.

No está claro qué recursos legales tienen las empresas cuando los empleados las hacen parecer mal online. El tema ha llevado a más de 100 quejas en el “National Labor Relations Board”, siendo la mayoría de los presentados en el último año.

La “National Labor Relations Act” protege a los trabajadores sindicales y no sindicales que participan en una "actividad concertada protegida", o en la discusión de las condiciones de trabajo en conjunto.

"Los empleados que desacreditan a su jefe en internet no encajan en esa categoría" decidió la junta.

Ray Kinney, es quien supervisa los “Minuteman Press” en Naperville, y que también trabaja con una firma de marketing y de comunicaciones conocido como el Grupo Maclyn. Él dice que la gestión de sus cuentas de red es la clave para hacer que funcionen para usted y no contra usted.

"Es cierto que algunos empleados descontentos pueden haber robado una contraseña o publicar cosas por su propia cuenta que puedan dañar a la compañía", dijo Kinney. "La clave es la forma de controlar y manejar estas cuentas. Si un cliente responde algo negativo, usted tiene que responder a eso, y rápidamente. Y para los empleados, tiene que haber normas y directrices en su lugar. "

Kinney señala que Facebook es el sitio número uno de Internet en el mundo, y estudios recientes muestran que una de cada ocho minutos pasados ​​en la web está dedicado a Facebook. Eso y otros sitios de redes sociales son "herramientas de comunicación", dice Kinney, al igual que los teléfonos celulares, y es apropiado tener una política sobre su uso en el lugar de trabajo.

John Schmitt, director ejecutivo y presidente de la Cámara de Comercio del área de Naperville, dijo que no ha habido ningún problema con las redes sociales, pero que las cuentas  "son controladas".

"Hacemos un seguimiento de las cuentas y nos aseguramos de que hay un mensaje coherente que se entrega a la comunidad sobre lo que hacemos y que no ha habido cualquier cuestión relativa a los comentarios inapropiados", dijo Schmitt. "Sé que algunas empresas tienen políticas sobre quien puede acceder a ellos y quien no puede. Yo creo que es justo que todas las estipulaciones estén explicadas en detalle, y también cuáles podrían ser las repercusiones si alguien las viola”.

Schmitt sostiene que el uso y la publicación de mensajes en las redes sociales no se trata de una cuestión de libertad de expresión.

"De la misma manera que no se le permite gritar "¡Fuego! " en un lugar público y poner en peligro la salud y la seguridad de las personas, tampoco se puede enviar mensajes difamatorios sobre otros empleados o un negocio en una red social ", dijo él. "Cada negocio incluye o excluye determinados comportamientos y esos son entendidos como las condiciones que la gente acepta con el fin de trabajar allí."

La dueña de un restaurante, Tina Buonauro McConnaughey, ha operado  en “Café Buonaros” en los últimos 21 años, utiliza Facebook para promover su negocio y ha hablado con sus empleados sobre los usos apropiados de las redes sociales.

"Soy la única que publico mensajes en nuestra página de Facebook, y la abrí utilizando la cuenta de mi hijo", dijo McConnaughey. "Yo ni siquiera tenía una página personal de mi cuenta, igual que no siento que a mis clientes necesiten saber sobre mi vida personal. Hago seguimiento de la página de Facebook de cerca y no ha habido comentarios negativos. "

McConnaughey dijo a sus empleados por lo general han sido notoriamente fieles que ella cree que disminuye el riesgo de cualquier publicidad negativa.

"Alrededor del 90 por ciento de las personas que trabajan para mí hoy son miembros del personal  inicial, y así hay un montón de lealtad aquí", dijo ella. "Muchos de ellos no usan Facebook de todos modos, pero yo creo que es apropiado para los dueños de negocios para explicar el " hacer y no hacer” y permitir que el personal sepa cuáles son las políticas. No soy una tienda corporativa y por lo que no tengo un presupuesto de publicidad grande, pero para mí, Facebook es una herramienta gratuita y eficaz. Que genera un 20 por ciento de mi negocio. "

Kinney dijo que el segmento de más rápido crecimiento de usuarios en Facebook son mujeres entre las edades de 45 y 65. Más allá de las relaciones sociales, las empresas están descubriendo que las páginas en las redes sociales actuales son una manera de "tener una conversación con los clientes potenciales."

"Si usted es un abogado, es probable que no necesite tener presencia en Facebook, pero para las personas involucradas en restaurantes, hoteles y comercios o negocios de transacciones, es una forma barata estar en el mercado", dijo ella. "Es cierto que la supervisión de su propia cuenta no puede ser el uso más productivo del tiempo, pero usted tiene que tratarlos con respeto y asegurarse de gestionar sus redes sociales."